top of page

 Comunidad de Aprendizaje y Práctica de Comunicación Compasiva
Basado en la Comunicación Noviolenta de Marshall Rosenberg

Aprender el proceso de  la Comunicación Compasiva puede ser sencillo, es un proceso relativamente simple de entender. Por el contrario, integrar la consciencia detrás del mismo, no es igual de sencillo, se requiere de enfoque, retroalimentación y persistencia para integrarla completamente.

El porqué de la comunidad...

El objetivo de esta comunidad de aprendizaje y práctica es integrar la consciencia detrás de este método para poder vivir una vida más compasiva. La invitación es para que aquellos que no conocen sobre la comunicación compasiva empiecen a hacerlo, sumergiéndose en una práctica constante. Al mismo tiempo los que ya conocen el modelo pueden beneficiarse de la práctica constante para avanzar más profundamente en su camino de integración de la CNV.

 

Ya sea que apenas vas empezando a conocer sobre la comunicación compasiva o que ya tienes un tiempo aprendiendo, en esta comunidad no solo encontrarás aprendizaje y práctica sino también, como el nombre lo indica, una comunidad donde aprender y compartir  junto a otros y conseguir el apoyo necesario en momentos de dificultad. 

 

Durante 46 semanas nos sumergiremos en el mundo de la comunicación compasiva, pasando lentamente por los bloques fundamentales del modelo hasta ir profundizando más e ir obteniendo más claridad sobre la consciencia detrás del mismo. 

La necesidad de la práctica (Extracto de “Basics of Somatic Practice” por David Weinstock

 

Aprendemos lo que practicamos. Somos lo que practicamos y nos convertimos en lo que practicamos. Para crear un cambio en nuestras vidas, necesitamos prácticas que fomenten el crecimiento y el cambio a largo plazo. Y lo que nos mantiene en el camino es estar motivados y enraizados en lo que valoramos y nos importa. Saber y articular lo que te importa es lo que ayuda a que nuestra energía fluya poderosamente hacia nuestro propósito.

 

Al someternos a una práctica deliberada y rigurosa, con el estrés suficiente para gestionar el cambio, desarrollamos nuevas formas y creamos nuevos caminos con el tiempo.

 

Práctica, práctica, práctica... Muchas de las habilidades necesarias para participar plenamente en las relaciones comunitarias no se enseñan ni se practican en las sociedades en las que vivimos.  Para caminar conscientemente hacia el misterio, la belleza y los desafíos inherentes a la comunidad, debemos enfrentar cómo hemos modificado nuestro comportamiento para adaptarnos al mundo en el que hemos crecido. Cambiar los hábitos que hemos practicado toda nuestra vida requiere rigor, pasión y práctica comprometida.

 

Somos lo que practicamos. Cómo estamos en el mundo está directamente conectado con lo que hemos practicado, física, mental, emocional y espiritualmente. Así como podemos desarrollar nuestros músculos con el entrenamiento con pesas o correr, podemos desarrollar nuestra integridad, dignidad, curiosidad, empatía y compasión con la práctica enfocada. Podemos entrenar a través de los dominios del cuerpo, la mente, el espíritu y la emoción para practicar en quién elegimos convertirnos.

 

Si vamos a practicar nuevas habilidades que afirman la vida, tendremos que estar dispuestos a abandonar nuestra zona de confort. Las nuevas prácticas, incluso las positivas, no se sienten cómodas hasta que se convierten en hábitos, generalmente después de 30 días de práctica continua. Este tipo de trabajo solo puede ocurrir si el individuo está motivado y comprometido. Se necesita coraje, curiosidad y voluntad para enfrentar el conflicto en las relaciones comunitarias como un todo y una práctica generativa.

Contenido del programa

Práctica, práctica, práctica, eso es lo que conseguirás en este grupo. Un aprendizaje a través de meditaciones guiadas, juegos, ejercicios prácticos, juegos de roles y una comunidad de apoyo. 

 

Empezamos el jueves 02 de febrero

 

Horarios:

Todos los jueves  de 18:30 a 20:30 CET

 

Las sesiones se realizarán por Zoom

 

Contribución: 


 

Invito a las personas a contribuir a mi trabajo a través del enfoque de la economía del don, para que aquellos que necesitan apoyo a través de mi trabajo puedan tener esa posibilidad y que al mismo tiempo mi trabajo también pueda ser sostenible. 

Conoce más sobre esta modalidad

No hay una cantidad fija para este programa. Aunque ofrezco orientación a las personas para que elijan cuánto dar, la orientación sobre lo que pueden contribuir es una guía y no una solicitud específica. Les pido que den lo que puedan sin sobrecargarse ni resentimiento.

  • Apoyando a otros a hacer estas sesiones: 60 € al mes (Muchas personas no podrán contribuir en la sostenibilidad de mi trabajo (especialmente gente de Sudamérica con la que suelo trabajar), así que dependo de algunas personas que tengan la capacidad y voluntad de aportar más.

  • Nivel de sostenibilidad: 40 € al mes (Esta tarifa refleja el costo básico requerido para que las sesiones sean sostenibles para mí, especialmente considerando que soy parte de una Cooperativa de Empleo donde una gran parte de mi salario se destina a pagar las comisiones para ser emprendedora asalariada con ellos).

  • Accesibilidad aumentada: 20 € al mes (Si tienes bajos ingresos o si eres parte del sur global, independientemente de dónde vivas y deseas orientación sobre cuánto donar, esta cantidad es la mitad de la cantidad que está en el nivel de sostenibilidad)

  • Si las opciones anteriores siguen siendo una barrera para ti y al mismo tiempo tienes dificultades para integrar la CNV y no encuentras otras fuentes de apoyo, no dudes en ponerte en contacto conmigo, tienes la posibilidad de elegir una cantidad diferente, incluso si es 0 €. Restaurar el flujo de la solidaridad significa, también, aceptar recibir.

bottom of page